LA COMODIDAD DEL OPERADOR: PRIORIDAD EN EL DISEÑO DE LAS NUEVAS EXCAVADORAS JCB

jcb

JCB ha desarrollado nuevas excavadoras de orugas 220X avanzadas, los primeros modelos de la próxima generación de máquinas de cadenas JCB para el mercado global de la construcción.

Durante un período de desarrollo de cuatro años, JCB ha aplicado un programa intensivo de pruebas de componentes y productos, con el fin de mejorar los niveles de calidad y fiabilidad de la construcción para los clientes.
Las nuevas máquinas tienen las siguientes prestaciones:
- Tamaño de cabina global un 15 % mayor, con estructura ROPS integral y reducción de los niveles de ruido
- Estructura superior 200 mm más ancha con receptáculo mejorado
- Montaje central de la pluma principal para una precisión de excavación y durabilidad mayores
- Cabina intuitiva de diseño ergonómico con interfaz de usuario sencilla
- Puertas laterales reforzadas para una solidez y protección mayores

Tim Burnhope, director de Innovación y Crecimiento de JCB, ha afirmado lo siguiente: "Con el modelo 220X de la próxima generación, JCB ha pasado a un nuevo nivel de desarrollo de productos y montaje de máquinas que beneficiará a todos nuestros clientes de excavadoras sobre el terreno". "Cada detalle de las excavadoras se ha examinado y perfeccionado para ofrecer una durabilidad y una fiabilidad máximas durante el funcionamiento. Pero, no solo eso: también hemos puesto las cosas más fáciles para el operador y el técnico de servicio, y hemos reducido el tiempo de inactividad para el cliente, impulsando la rentabilidad. La excavadora 220X anuncia la llegada de una nueva generación de excavadoras JCB que ofrecerá muchos años de servicio leal en todo el mundo".

Entorno del operador

El operador ha sido el centro de atención absoluto y la cabina tiene una estructura completamente nueva que se usará en toda la gama de la serie X. Es 100 mm más larga y tiene un metro de ancho, por lo que es un 15 % mayor que en las máquinas anteriores. La cabina incorpora el bastidor ROPS dentro de la estructura y tiene un acristalamiento plano completo. Lo que más impresiona es el nivel de ruido increíblemente bajo de la 220X dentro de la cabina del operador: 68 dB(A), por debajo de los 73 dB(A) de la generación anterior.
El motor del limpiaparabrisas está montado en la parte inferior izquierda del parabrisas delantero para maximizar la visibilidad. Las tres variedades del nuevo asiento desarrollado con el proveedor Grammer ofrecen el máximo confort y, entre las opciones, se incluyen la calefacción y la ventilación. Las palancas servo están montadas en los armazones del asiento y, por lo tanto, se mueven con el operador, mientras que ahora la cabina se coloca dentro de cuatro monturas de cabina nuevas que mejoran el aislamiento.
El suelo plano es fácil de mantener limpio e incluso la alfombrilla de goma se ha rediseñado con ese mismo fin. JCB también ha incluido un contador de horas adicional que se puede ver desde el nivel del suelo fuera de la cabina.
Esta atención al detalle continúa en el interior, ya que todos los controles se han diseñado ergonómicamente para estar totalmente orientados al operador. A la derecha del operador hay una nueva consola de comandos que reúne todos los interruptores y controles en una única unidad montada en el asiento. El monitor de 7" con inclinación ajustable incluye funciones y menús intuitivos. El monitor está accesible mediante un mando giratorio similar al de un automóvil.
Al combinar las ventajas de la pantalla y la consola de comandos, que tiene un botón para cada función usada con frecuencia, las pruebas han demostrado que un operador puede realizar el trabajo habitual más rápido. Los pedales, los reposapiés, y las palancas de traslación también se han rediseñado para proporcionar un mayor confort, mientras que las máquinas se pueden enviar de fábrica con guía de excavación por GPS, opción de giro/volteo y lubricación automática si es necesario.

Diseño duradero

La nueva clase de excavadoras de 20 toneladas anuncian un nuevo aspecto robusto intencionado que acompañará a toda la gama. Las excavadoras, diseñadas y construidas para funcionar de forma eficiente y rentable, con la durabilidad y la fiabilidad inherentes a su ADN, tienen una estructura superior que ahora mide 2.7 metros de ancho, 200 mm más que sus predecesoras.
Este espacio adicional ha permitido a los diseñadores de JCB montar la pluma principal en el centro de la máquina en lugar de desplazarla. Esto reduce la tensión sobre el cojinete de giro y proporciona una mayor precisión al operador cuando realiza zanjas. También permite usar cazos de mayor tamaño sin impacto en las orugas.
A la derecha de la máquina, el pasamanos se ha montado dentro de la estructura para evitar daños. Con todo, los pasamanos ahora están atornillados y se pueden sustituir con facilidad. Las puertas de servicio son de acero prensado de doble piel con asas resistentes y un marco soldado que añade rigidez.
Un pronunciado faldón rodea la estructura superior y ofrece un perfil resistente pero fácilmente reparable que protege las puertas nuevas. Ahora, todos los depósitos están montados dentro de la carrocería para reducir todavía más el riesgo de daños e incluso el contrapeso se ha diseñado para evitar los golpes. Hay una gran caja de herramientas fácilmente accesible y una bomba de repostaje integral con filtro, mientras que el depósito AdBlue está colocado bajo una cubierta independiente, para evitar la contaminación cruzada y facilitar la recarga.
En la parte izquierda de la carrocería hay una admisión de aire en una sola puerta de acceso, lo cual reduce los niveles de ruido exterior. El gran sistema de refrigeración con radiadores de núcleo ancho estándar de serie incluye una mosquitera extraíble fácil de limpiar. Hay un área de almacenamiento sobre las baterías y un nuevo tablero de fusibles consolidado IP69 situado dentro de la puerta de servicio, detrás de la cabina. El filtro del sistema de calefacción y ventilación está accesible desde el nivel del suelo, detrás de la puerta de la cabina, y las máquinas pueden estar provistas de luces LED opcionales dentro de los compartimentos de servicio.

Eficiencia mejorada

Aunque durante la mayor parte de la pasada década todos los fabricantes pusieron el desarrollo del motor en el centro de los logros de los ingenieros, la estabilidad de las normas Tier 4 Final y Fase IV ha permitido al equipo ampliar sus competencias en los nuevos modelos. La compañía ha mantenido las probadas bombas hidráulicas Kawasaki y las válvulas Kayaba, pero ha optado por válvulas de carrete mayores y un bloque de válvulas de última generación para reducir las pérdidas hidráulicas. El diámetro de la manguera hidráulica principal hacia y desde la válvula hidráulica principal ha aumentado de 19 a 25 mm, lo que aumenta el caudal sin incrementar la velocidad del aceite. Al mantener la velocidad del aceite en las mangueras de mayor diámetro se produce un menor desgaste y, por lo tanto, aumenta la vida útil de la manguera.
Aunque la pluma y el brazo no han cambiado, JCB ofrecerá la opción de la flotación de la pluma con dos modos para facilitar el nivelado y reducir la tensión al utilizar un martillo hidráulico. El cilindro del cazo estará disponible con una válvula de seguridad de presión de la manguera opcional y los puntos de engrase de la pluma y el brazo se han agrupado para reducir el tiempo de mantenimiento.

Investigación y desarrollo

JCB ha asumido el diseño y la ingeniería de las nuevas máquinas de 20 toneladas con la calidad y la durabilidad como protagonistas en cada operación. La compañía hizo pruebas comparativas con los principales competidores y recopiló más de 1000 requisitos de clientes de todo el mundo. Durante cuatro años, el equipo puso a punto las excavadoras para conseguir que fuesen fáciles de usar y mantener.
Sin duda las excavadoras se diseñaron mediante ingeniería asistida por ordenador (CAE). Sin embargo, el equipo de JCB también la usó para construir virtualmente las excavadoras. Antes de hacer pedidos de piezas a los proveedores, la línea de producción sabía exactamente cómo montar los componentes, gracias en parte a las contribuciones del personal de la línea de montaje.
Se realizó un buen número de pruebas de resistencia y cada puerta se abrió y se cerró de golpe más de 10 000 veces para evaluar la durabilidad. Se usaron bancos de pruebas electrónicos para probar cada componente eléctrico y, por primera vez, JCB puso la excavadora de 20 toneladas completa sobre una plataforma de vibración parecida a la de los automóviles.
Los clientes se darán cuenta de que los acabados de la pintura son de mayor calidad, ya que los diseñadores han eliminado los bordes afilados de la estructura de acero. La prueba en caliente a la que se someten todas las máquinas al final de la línea de montaje también se ha mejorado para probar las máquinas completamente. Incluso la forma en que se construyen las excavadoras ha cambiado y ahora un 42 % de la máquina se construye en subconjuntos fuera de la línea principal, lo que duplica la cifra anterior. Esto permite realizar más inspecciones de calidad y comprobaciones de fiabilidad, y simplifica la línea principal.

 

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario posible. Si continúa navegando acepta el uso de cookies así como nuestra política de privacidad.