El actual momento económico, por José Mª Gay de Liébana. Perspectivas 2019 y 2020

Por Macarena García Oliver

Ha sido un auténtico regalo de ANAPAT llevar a Málaga a José Mª Gay de Liébana como colofón para cerrar su 25º aniversario. No sólo dio una visión de la economía mundial y española, sino que lo hizo con una gracia y de una manera tan amena, que pocas personas tienen esa cualidad y esa capacidad comunicativa.

Fue desgranando el futuro económico que se nos presenta de más a menos, es decir, desde una perspectiva mundial al futuro de la economía de nuestro país, que por cierto no es nada halagüeño y pinta peor de los que muchos piensan. Los números no mienten, y España no está preparada para hacer frente al futuro, demasiado déficit, demasiada deuda, gente incompetente que nos gobierna y carencia en inversiones en I+D que es lo que hace grande a un país. Estamos inmersos en una carrera de fondo donde España cada año va perdiendo fuerza entre las economías a nivel mundial. Hay economías emergentes que en pocos años pasarán a las grandes potencias de hoy en día. Para el que piense que España va muy bien, que estudie los números y la presión que cada día Europa ejerce más sobre España, para que cambie el rumbo económico que ha tomado.

AnapatLiebana 2

 

ECONOMÍAS MUNDIALES

El conflicto comercial y económico, ese problema de rivalidad que existe entre EEUU y China, es algo que acabará salpicado al resto del mundo.
Si echamos un vistazo al PIB de las grandes potencias, vemos como el de EEUU son 17,353 millones de Euros. La Unión Europea es la segunda potencia mundial, con un PIB de casi 16 mil millones de euros, estamos todavía por encima de China, que tiene un PIB de 11,4 mil millones de euros, que es la tercera potencia mundial. Le sigue Japón, con 4 mil millones, que siendo un país más pequeño pero siempre se ha mantenido en las posiciones altas de la tabla. Es significativo que India ya supera a economías como Francia e Italia. Otra potencia a tener en cuenta es Corea, un país que puede sorprender a muchos, pero que está creciendo a un ritmo muy interesante.

La UE es importante como conjunto y hay países que tiran del grupo, pero es un contexto exigente, donde la economía en el 2018 empieza a aflojar y para 2019, habrá una bajada. La economía está en desaceleración, si todo va bien, en 2020 recuperaremos el terreno perdido.
Las economías avanzadas van perdiendo crecimiento, mientras que los mercados emergentes van creciendo con paso firme.
Hoy en día existe una erosión de la confianza, el Banco Central Europeo se ha dado cuenta de que son necesarias condiciones financieras acomodativas: si no hay respiración asistida con crédito, la economía europea no tira, es un situación extraordinaria.
Se da la circunstancia de que hay una acumulación de incertidumbres, existe un crecimiento de la deuda mundial, es decir, todo lo que debe el mundo, el 300% del PIB mundial, la deuda mundial ha ido creciendo gracias al dinero barato y se ha ido endeudando cada vez más.
En España se da el caso de que las empresas por si mismas han reducido la deuda, pero el Gobierno no ha bajado el endeudamiento.
EE.UU. está en crecimiento por las ventajas fiscales que tienen, al haber elecciones este año Trump está luchando con la reserva federal para que bajen los tipos de interés.
La Eurozona está muy apagada, va cayendo en su fulgor económico. Está la incertidumbre del Brexit y la ralentización de Alemania está apoyando la situación, además es algo que afecta a España que exporta muchos productos a Alemania.
España mantiene el crecimiento este año por encima de otras potencias, pero nada de crecimiento robusto como nos quieren hacer creer.
India es una economía basada en el intelecto e I+D, y cada año adquiere posiciones más relevantes.
Actualmente hemos descubierto la desglobalización, levantar muros para protegernos los unos de los otros, pero es imposible.

HACIA DONDE VA EL MUNDO

Las estadísticas muestran que la tendencia será que crezcan las economías que más inviertan en I+D, y que se ralenticen las que apenas invierten en mejoras en este sentido. El caso de España es un caso de caída en picado porque es un país donde se destina muy poco dinero a la investigación y desarrollo. España vaya perdiendo puestos en el ranking de las economías mundiales.
En el 2030, España pasará a la posición 17 y en el 2050 estará en el puesto 26.
Los países que piensan a largo plazo e invierten a largo plazo son los que crecen. Esa inversión en I+D se plasma en la economía, el crecimiento llega de la mano del esfuerzo. I+D quiere decir que hay que esforzarse, que hay que sacrificarse para invertir. El I+D tiene que ser cargado como gastos en su cuenta de resultados. Corea destina cuatro veces más dinero en I+D que España por ejemplo.
Las empresas tecnológicas cada vez toman más terreno, de las 20 empresas más grandes del mundo, solo una es europea, holandesa, el resto se lo reparten entre EE.UU. y China principalmente. Esto te da una idea de que Europa cada vez tiene menor importancia en el mundo. Europa no tiene liderazgos.

ESPAÑA

Todas estas cifras vienen a demostrar que España va perdiendo protagonismo cada día. España en 2018 se ha convertido en un país de servicios, pero encima de servicio low cost. Ha perdido tejido industrial. El empleo activo cada vez es menor, la deuda publica cada vez es mayor, tenemos un déficit brutal, y no hay dinero ni para pagar las pensiones. Los gastos públicos superan con creces los ingresos. La deuda ya representa el 99% del PIB. Los datos son para asustar a cualquiera.

Hizo una comparación entre Irlanda y España para demostrar el despilfarro y la carga fiscal a la que estamos sometidos en España. En España, las clases medias cada vez están más castigadas, al igual que las empresas.

Es preocupante lo que nos espera con este gobierno, que quiere eliminar todas las deducciones de impuestos a las empresas, y cambiar el IVA, quieren que el IVA reducido pase a tipo general.

Y para terminar se preguntó qué supone a los españoles tener este Gobierno. Pues nada más y nada menos que la subida de impuestos en cinco mil seiscientos millones. Repito, subida de impuesto de cinco mil seiscientos millones.

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario posible. Si continúa navegando acepta el uso de cookies así como nuestra política de privacidad.