ESE ERRE: Reflexiones post-Covid-19

Eduardo Trojaola, Director de Ese Erre: "La conclusión que hemos sacado tras la finalización del estado de alerta es que la digitalización de nuestro negocio y el compromiso del equipo humano de SR han resultado claves".

ESEERRE 3

La crisis de la COVID-19, diferente a otras crisis que nos ha tocado vivir, ha tenido un efecto rápido y muy negativo a nivel social y económico, pero también nos ha proporcionado lecciones sobre las que deberemos basar nuestra forma de trabajar de ahora en adelante.
La mayoría de las empresas nos hemos visto obligados a reaccionar de forma rápida ante una situación no prevista; y hemos podido comprobar el potencial de la colaboración personal que se puede llegar a tener ante problemas complejos e inesperados. De igual modo, hemos sido testigos de cómo la incertidumbre y el cierre de muchas empresas ha provocado que el consumo, a nivel general, haya descendido de forma considerable.
Ante una situación tan anárquica y cambiante, donde la digitalización se ha convertido en "una obligación", la decisión estratégica de Ese Erre hace ya más de una década, de cimentar la base de su actividad en la innovación tecnológica y en la venta digital se ha demostrado todo un acierto.
Ello nos ha permitido estar desde el inicio de la crisis alineados con las necesidades de nuestros clientes, muchos de ellos pertenecientes a sectores clave y considerados esenciales, y poder así ofrecerles nuestros productos y servicios de forma totalmente normal, con la rapidez y profesionalidad de siempre.
Esta situación, además de reafirmarnos, nos está permitiendo identificar oportunidades de mejora, sobre todo a nivel de innovación.
En el corto plazo, el abordaje de una situación inédita, nunca enfrentada, nos exige buscar soluciones que convivan con la "normalidad" que resulte, que, no cabe duda ya, que será diferente de la anterior.
Ante este hecho que debemos aceptar, se impone hacer un repaso a la operativa de las relaciones con nuestros clientes, teniendo en cuenta su situación y necesidades específicas. Ello conlleva adaptar nuestros esfuerzos comerciales a los cambios del mercado, aprovechando las herramientas digitales y siendo aún más cercanos en nuestra propuesta de valor.

ESEERRE 4

Es prioritario en el caso de Ese Erre, retomar el proyecto que por causa de la pandemia se quedó en stand by, de renovar y de invertir en tecnologías digitales emergentes para su e-commerce, integrando la automatización total en las operaciones, facilitando y mejorando las experiencias de usuario al máximo y apuntalando de forma eficaz y actualizada los sistemas virtuales de pago.
A nivel de proveedores apostaremos por la continuidad de mantener una comunicación abierta, revisando si es necesario los compromisos con ellos y los sistemas de aprovisionamiento de stock, para que, si se repiten situaciones similares en el tiempo, no se produzcan roturas o desabastecimiento.
Y como valoración a nivel interno, he de decir que el seguimiento diario de la crisis sanitaria desde sus inicios, la adopción de medidas de higiene, prevención y seguridad y la comunicación interna constante nos ha permitido, de forma muy controlada, garantizar en todo momento la salud y la seguridad de todo nuestro equipo.
El compromiso adquirido y demostrado por nuestros trabajadores en el cumplimiento de estas medidas ha sido muy escrupuloso. Igualmente esta situación nos ha servido, en el caso de los trabajadores que han realizado su labor en remoto, para poner en valor no solo la inversión en digitalización realizada, ya que en ningún momento se ha visto afectada la operativa, sino también el acierto en la configuración y competencia de dichos trabajadores, ya que la implicación, la profesionalidad, la generosidad y el compromiso demostrados durante esta etapa tanto con la empresa, los clientes y proveedores, han sido el verdadero motor durante estos meses.

ESEERRE 5

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario posible. Si continúa navegando acepta el uso de cookies así como nuestra política de privacidad.