EDITORIAL AGOSTO 2020

ES LO QUE HAY...DEPENDE DE TÍ

En el S. XIX, el dramaturgo francés Victorien Sardou dio a un mendigo una moneda de diez céntimos. El pobre se enfadó ante lo exiguo de la limosna y le dijo desafiante:

¿Qué quiere usted que haga con esto?

Puedo sugerirle que dé esa moneda a un pobre —le contestó Sardou.

 

Lo de España frente a Europa pidiendo dinero es todavía peor, porque si España fuese ese pobre en manos de Sánchez, se gastaría el dinero en absurdeces y luego tendría la poca vergüenza de seguir pidiendo. Así estamos, derrochando en Ministerios, Secretarías, asesores, funcionarios, sindicatos, alcaldías, coches oficiales hasta para el más tonto, y cientos de gastos superfluos. Pidiendo sin ni siquiera coger la tijera y meter un recorte a tanta sobredimensión política. Mal.

Pero oye, si algo hay que reconocer a este presidente de los españoles, es su capacidad para que todo le resbale. Es un escapista profesional. Deja a Houdini a la altura del betún. El 5 de julio, Sánchez salió en TV con ese tono condescendiente que utiliza como si todos fuésemos retrasados mentales y él nuestro guía supremo, diciendo que habíamos vencido al virus. Quizás los españoles lobotomizados que le votan a él y a su amigo de extrema izquierda le creyeron y por eso justifican todo el declive que estamos viviendo. Curioso, en el resto de países seguían tomando medidas para contener lo que pudiese venir.

Muchos de mis amigos en el sector se han quedado sin vacaciones debido a la pandemia y a la crisis brutal a la que nos ha abocado este personaje. Nada de lamentos, nada de lloros. Es lo que hay. Y el Presidente a lo suyo, abriendo dos casas en verano (uno de los cuáles fue un regalo al emérito y a su vez regalada a Patrimonio), moviendo gente a espuertas y con su Falcon a tope, como si la crisis no fuese con él. Y efectivamente es así, la crisis no va con él. Se ha gastado más de 200 mil euros en las vacaciones, cuando hay gente que no ha recibido el dinero de los ERTEs, eso en mi país se llama tener muy poquita vergüenza. La gente que le ha votado y que no tiene para comer, que tenga en cuenta este derroche por favor, porque es interesante cuanto menos.

Si tan preocupado está por su gente, que se vaya en avión comercial a Canarias como todo hijo de vecino. Con la que está cayendo, creo que la frase de "unas merecidas vacaciones", sinceramente, no le aplicaba este año.

Tengo curiosidad por saber que se le pasa por la cabeza a la izquierda socialcomunista viendo a sus gobernantes tumbados en la playa tranquilamente, mientras ellos sufren las consecuencias de una crisis que sus políticos no han sabido gestionar. ¿De verdad en unas nuevas elecciones depositarían su voto y su futuro en alguien así? ¿De verdad alguien con dos dedos de frente puede defender la ineptitud de este gobierno?

La OCDE ve signos de recuperación en todos los países europeos menos en España. El conjunto de economías desarrolladas empezó a mejorar sus cifras en junio y, llegado el mes de julio, la nota media de la OCDE ha experimentado una subida de 0,98 puntos, menos España. España da la nota discordante en el boletín, puesto que su resultado de julio supone una nueva caída de la actividad económica.

Señores, todos los países han sufrido la pandemia, a todos les dieron las mismas armas con las que luchar en una batalla sin cuartel. Lo malo es que nosotros teníamos al frente de la batalla al peor estadista de todos los tiempos, Sánchez y su vasallo "el Coletas". Sánchez es el Rey Pirro del S.XXI. Pirro, que fue Rey de Epiro en el siglo IV a.c. consiguió adherir bastantes territorios durante su reinado y triunfó en muchas batallas... pero a un precio demasiado alto. En muchas de las victorias que obtuvo, las pérdidas humanas y materiales fueron mayores que las ganancias, en «honor» a Pirro se acuño el término "victoria pí¬rrica". Pues este señor igual, seguirá gobernando, porque España se ha convertido en un país de gente mediocre que prefiere hundirse a que su vecino triunfe, pero el precio que estamos pagando es demasiado alto. El resto de Europa se levanta poco a poco del crochet que nos ha dado el virus, mientras que España sigue en KO técnico. En boxeo cuando te dan un gancho que te tumba, se dice que te hacen la foto, pues bien, nos han hecho un retrato perfecto. El contrincante era el mismo, pero en nuestra esquina boxeábamos con un pusilánime.

¿Y por qué hemos llegado a esto? Supongo que será una combinación de todo: el Gobierno más nefasto que ha conocido la democracia española, plagado de incompetentes, unido a una generación de jóvenes saliendo de noche sin medida, que se han pasado las recomendaciones sanitarias por el forro, pensando que ellos son invencibles. Lo triste es que a muchos de esos jóvenes no se les espera en el mercado laboral por un tiempo, porque vivir de los padres es mucho más ventajoso. Sólo gastan, no producen. Es irónico, una generación que es mantenida por los padres que se matan a trabajar para darles lo mejor, va a conseguir con su inconsciencia, que muchos de esos padres se queden en el paro. Es lo que hay. Como decía James Mullen, "La libertad, al fin y al cabo, no es sino la capacidad de vivir con las consecuencias de las propias decisiones".

Está siendo un verano completo. No puedo dejar de acordarme de las palabras del querido vicepresidente del gobierno acusando a la derecha de no dimitir una vez habían sido imputados. ¡¡Ay Manolete!! ¡¡que están imputando a tu querido partido comunista!! ¿que tienes que decir ahora campeón de las mentiras? Eres un hipócrita, además de mentiroso. Si todavía te queda algo de dignidad, abandona, huye, corre, no vuelvas. Llévate contigo a toda la calaña comunista que te rodea.

Para nuestro sector, el futuro no va a depender de Sánchez, ni del Coletas, ni de su ejército de timoratos. El futuro depende de nosotros. Hay que aprovechar las oportunidades, el mercado está ahí, depende de tí ganártelo o dejar que otros se coman esa parte que tú ansías.
Vamos a tener que vivir con incertidumbre, es lo que hay. No valen excusas. Hay que salir con el convencimiento de que la constancia, la perseverancia y el trabajo bien hecho, tendrán su recompensa. No os engañéis, nadie va a regalar nada, los clientes con la excusa del virus se intentarán aprovechar, alguna competencia se bajará los pantalones con los precios, quéjate si quieres, no servirá de nada, será perder el tiempo, dedica ese tiempo a buscar nuevas estrategias para llegar a tus clientes, busca formas de darle un mejor servicio, la competencia cada vez espabila más.

Lo bueno es que nuestro sector sigue siendo un mercado de personas, no te dejes convencer que una pantalla iguala a un apretón de manos. No te dejes persuadir de que un mail o un mensaje superan una mirada franca. No pierdas la parte que nos hace especiales en el sector, la cercanía, porque si lo haces, serás un número más en el universo digital, nunca estarás en el podio de la mente del cliente cuando recuerde momentos cruciales de su trayectoria. Acuérdate de que los partidos se ganan en equipo. La incertidumbre que nos rodea puede hacer de freno a tu equipo, puede ser una espada de Damocles que les impida avanzar con éxito, Asegúrate de que la motivación del equipo no baje un ápice. Lo sé, aparte del trabajo diario, esto supone trabajo extra, pero...es lo que hay, depende de ti.

Sé único, haz que te recuerden, erosiona en los clientes y amigos un espacio inimitable, dales más de lo que necesitan, crea una imagen exclusiva, hazte imprescindible. Porque en la vida, el recuerdo de tus imprescindibles es lo que te ayudará a cruzar el purgatorio.

Este editorial se lo dedico a mi querido amigo Alberto. Ha empezado una batalla que va a ganar sin duda. Habrá días buenos, malos y regulares. Tu fuerza, tu pasión, tu fe y tu luz te hacen invencible. Somos muchos los que te queremos, te admiramos y rezamos por ti.

Palante mi querido Alberto. Ahora, más que nunca, FUERZA Y HONOR.

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario posible. Si continúa navegando acepta el uso de cookies así como nuestra política de privacidad.