EDITORIAL OCTUBRE 2019

¡Ajustar las velas!...y encender cirios para que el ambiente rojo se esfume

España llega a las elecciones en un momento cuanto menos curioso.

Se habla de desaceleración, influenciada por tensiones comerciales, por el Brexit, más tensiones geopolíticas, y todo ellos formando una argamasa de incertidumbre, que ayudar, ayudar, no ayuda.

Antiguamente se decía que si EE.UU. estornudada, en Europa nos resfriábamos. Ahora parece que quien nos tiene que preocupar que no se resfríe es Alemania, la locomotora de Europa, cuya industria representa un 30% de su PIB.

Como en una piscina de gimnasia rítmica, parece que el mundo se ha puesto de acuerdo en actuar a la vez, el Fondo Monetario Internacional revisó a la baja su previsión de crecimiento para el 2019 hasta el 3%, y para el año que viene se prevé un crecimiento del 3,4%.

Según el FMI, el perro fuerte de nuestro trineo, Alemania, pasaría de crecer al 0,5% en 2019 a hacerlo a más del doble, un 1,2% en 2020. Bueno, ya firmaba yo, que agonías estos gerifaltes, que vengan a España con el señor éste que nos ha tocado en gracia como Presidente, más preocupado por el postureo que por los problemas del país, ahí sí que iban a estar preocupados.

La OCDE es más cautelosa, con un crecimiento del 1% para la zona euro. Bueno, otra vez nada de números rojos, bien. Aunque Alemania al ser un país exportador tanto a China como a Estados Unidos. está viendo como el proteccionismo de estos países frena a sus exportaciones. Así que dependemos en parte de la estrategia que lleve a cabo la siempre sólida Alemania en este baile sincronizado que nos ha tocado vivir.

Hay que ser positivos, dependemos de Alemania y no del Gobierno español, Merkel vs Sánchez. Eso me hace pensar que todo no va a ser tan malo. Al menos las previsiones no van para abajo, como la caída en ascensor que tuvimos en el 2008.

Mientras tanto, en España, con el panorama que tenemos, Sánchez sigue como pollo sin cabeza paseándose por toda España sin tomar ni una medida. En su programa la bajada de impuestos es ciencia ficción, eso sí, sigue intentando comprar el voto tanto a los jornaleros como a los pensionistas. Lamentablemente habrá muchos españoles cortoplazistas y miopes que se crean su discurso manido. Es un hecho que Sánchez ha aumentado la deuda de la Seguridad Social en sólo un año, más que Rajoy en sus dos legislaturas, ¡y ojo!, vaya por delante que sigo pensando que Rajoy nos trajo a este indeseable. Ha elevado la deuda en año y medio en 23.000 millones, el doble que Mariano Rajoy en ocho años. Y ya ha anunciado que utilizará otros 3.500 millones en diciembre para pagar la extra de las pensiones. ¡Pooooooos claaaaro, rey, sigue gastando, como no es tu dinero! Esto es como los tontos que tiran de VISA y se creen que nunca les va a llegar el cargo, como todas las transacciones salen aceptadas, que viva la Pepa.

A ver si tenemos suerte y tanta incompetencia le estalla en las manos al Sr. Sánchez y la gente por una vez coloca en las urnas el voto adecuado que le saque de la Moncloa. Como dice un amigo mío, los españoles piensan en los partidos políticos como en su equipo de fútbol amado. No señores, el voto se puede cambiar, y si por casualidad es erróneo como todo lo que tira a rojo, se debe cambiar. Es más, si es así, mejor en sus casas que votando, que para ir pa ná, no se va.

Hablando con empresarios, muchos siguen funcionando y teniendo trabajo, es verdad que según que zonas se nota que ha bajado la demanda, pero las empresas siguen su ritmo y la gente se niega a ser pesimista, cosa que me llena de orgullo. Muchos continúan buscando gente que pase a formar parte de su empresa, porque sigue faltando mano de obra cualificada.

¿Que el futuro es incierto? Seguro. Pero el optimismo es la base del coraje y del éxito. Y si a la vez eres optimista y realista, pensarás que el viento puede cambiar a tu favor, es más, ajustarás las velas para que el viento que haya, impulse tu trayecto para llegar a tu lugar en el mundo donde te relajes, disfrutes y pesques como si no hubiera un mañana. Fuerza y Honor.

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario posible. Si continúa navegando acepta el uso de cookies así como nuestra política de privacidad.