GENIE ayuda a las víctimas del terremoto en Norcia, Italia

Situado en la región de Umbría, a unos 100 km de la fábrica de Genie de plataformas de brazo y manipuladores telescópicos en Umbertide y muy conocida por sus históricas murallas, el municipio de Norcia fue el pueblo más devastado por un terremoto de magnitud 6,2 el pasado Agosto.

Dos meses más tarde, el 30 de Octubre, un segundo terremoto de magnitud 6,5 agitó nuevamente los edificios en Norcia que quedaban en pie, dejando alrededor de 30 000 personas sin hogar. Por iniciativa de Francesco Aiello, Director de la fábrica de Umbertide, un manipulador rotativo Genie® GTH™-5021R (el más grande y potente de su gama) fue prestado para ayudar a construir hogares temporales antes de la llegada del invierno y continuará ayudando en la reconstrucción del municipio durante los próximos meses.
"Cuando ocurren catástrofes como estas, lo menos que podemos hacer es ayudar a la comunidad local de la manera que mejor sabemos: proveerles con nuestras máquinas", dice Francesco Aiello, director senior de la planta de producción de Genie en Umbertide e iniciador de esta iniciativa de apoyo junto con Corrado Burzigotti, Supervisor de una de las líneas de producción de la instalación y voluntario de la Protección Civil.
Aiello continúa: "Con temperaturas cercanas al punto de congelación, la construcción de viviendas temporales para los residentes de la ciudad es una prioridad. Por esta razón hemos entregado la semana pasada el modelo más grande y más potente de la marca, el Genie GTH-5021R, a la Protección Civil de la Región Umbría. El GTH-5021 R se utilizará inmediatamente para ayudar a establecer casas de madera que provean refugio a la población desplazada del área de Norcia, y se ofrecerá durante el tiempo que sea necesario.
"Ser capaz de aliviar a la comunidad local en las secuelas de este terremoto, es una experiencia invaluable para el equipo de Genie en la instalación de Umbertide ", concluye Aiello.
Estimado por los expertos como el más fuerte en la región desde un terremoto de 6,9 en el sur de Italia matando a 2.735 personas en 1980, el terremoto de octubre pasado afortunadamente no se perdieron vidas, pero la destrucción ha sido devastadora, severamente dañando casas y edificios históricos como la antigua basílica de San Benito que data del siglo XVI.