El puente Gerald Desmond es sinónimo de calidad de vida

latam

Con menos tráfico, un próspero comercio y embarcaciones ecológicas en el puerto de Long Beach

Resumen de los beneficios en términos de calidad de vida

• Mejora el flujo de bienes importados por todo el país.
• Ahora, puede alojar embarcaciones con energía "limpia", más nuevas y de mayor tamaño.
• Permite ahorrar tiempo, garantiza mayor seguridad, mejora la calidad del aire para los residentes y las personas que se trasladan por la zona.
¿Cómo puede un puente de 8,800 pies en Long Beach, California, mejorar la calidad de vida de una persona en Iowa, Dakota del Sur o Texas? Permitiendo el traslado del 15 % de todo el cargamento que ingresa a los puertos de este país.
El puente Gerald Desmond será reemplazado, y la nueva estructura mejorará el flujo de bienes desde los puertos de Long Beach y Los Ángeles hacia el resto del país. El espacio libre vertical del nuevo puente será de 205 pies (45 pies más de altura que la estructura actual), lo que permitirá el ingreso de las embarcaciones más grandes del mundo al puerto interno de Long Beach. Con la capacidad de recibir a estas nuevas embarcaciones, los puertos seguirán prosperando y se obtendrán beneficios ambientales, ya que el uso de motores que funcionan con energía más "limpia" mejorará la calidad del aire.

El nuevo puente establece un vínculo comercial fundamental

"Este puente es fundamental para el transporte de mercaderías y la economía de la nación", afirmó Víctor Méndez, ex administrador de carreteras, durante el inicio de la obra. Se calcula que un total de 14 000 camiones cruza el puente cada día para trasladar productos desde los muelles hasta las tiendas, fábricas y otros destinos, en todo el país. Los camiones también transportan productos de exportación, destinados a los mercados internacionales. Los 51 000 vehículos de pasajeros que todos los días atraviesan el puente exceden largamente el volumen de tráfico previsto cuando se terminó de construir el puente, en 1968.
El tráfico ya no fluye como corresponde en una estructura construida hace 45 años. El puente no es lo suficientemente ancho como para que se pueda despejar la zona de manera segura y eficiente cuando se produce un incidente o accidente. Una pendiente elevada y otros defectos de diseño contribuyen al alto índice de accidentes. Si se produce un accidente con camiones, el tráfico se detiene. Con frecuencia, ambos carriles quedan bloqueados, lo que limita el acceso de los vehículos emergencia e impide que los demás vehículos puedan salir del puente hasta que se retire el camión averiado.

Beneficios vinculados a la calidad de vida de las personas que se trasladan, con la posibilidad de reducir el tiempo y los gastos de traslado

La congestión en el puente tiene un costo. Según un informe sobre movilidad urbana realizado en 2012 por el Instituto de Transporte de Texas (Texas Transportation Institute 2012 Urban Mobility Report), la región de Los Ángeles/Long Beach/Santa Ana ocupaba el segundo lugar en cuanto a costos por congestión en el país, que en esa zona ascendió a 1300 dólares por automóvil, por año. Si se tienen en cuenta los millones de automóviles que circulan en el sur de California, ese costo es sumamente significativo. Los costos inherentes a un mayor consumo de combustible, volumen de emisiones y tiempo de traslado son absorbidos, en última instancia, por los consumidores estadounidenses, estén donde estén.
El actual puente Gerald Desmond se está deteriorando rápidamente, con riesgo de desmoronamiento. Se han colocado redes debajo del puente para evitar la caída de pedazos de hormigón al suelo o al canal. Además, dado que el espacio libre vertical del puente se encuentra entre los más bajos de cualquier puerto del país, no se puede permitir el paso de embarcaciones más nuevas y más grandes, que se conectan a una fuente de alimentación eléctrica más "limpia" desde tierra.
Por estas razones, entre otras, el organismo Caltrans y el puerto de Long Beach decidieron reemplazar el puente. Con una propuesta de diseño y construcción de 649,5 millones de dólares, el contrato fue adjudicado al equipo de empresas conjuntas Shimmick Construction Company Inc., FCC Construction S.A. e Impregilo S.p.A. (SFI), por haber presentado la oferta más baja y obtener el puntaje técnico más alto. Si se tienen en cuenta los gastos vinculados a la preparación del lugar, la demolición de la estructura existente y otros conceptos, el costo total del proyecto asciende a mil millones de dólares.
La construcción comenzó en febrero de 2013, cuando las cuadrillas iniciaron la primera etapa de un proyecto de tres años, que prevé la creación de más de 3000 puestos de trabajo. El puente existente permanecerá en su lugar hasta la finalización de la nueva estructura.

Desarrollo de puestos de trabajo en el puerto y consolidación del sur de California como uno de los principales centros de intercambio comercial

La construcción del nuevo puente Gerald Desmond tendrá efectos significativos en la economía. El nuevo puente permitirá que la región del sur de California mantenga su posición como uno de los principales centros de intercambio comercial. Las operaciones del puerto generan unos 30 000 puestos de trabajo. Esto representa, aproximadamente, uno de cada ocho puestos de trabajo en Long Beach y uno de cada 24 en el condado de Los Ángeles. Se espera que la inversión realizada en la construcción genere una actividad económica regional de unos 2000 millones de dólares.
"El impacto sobre el transporte en el puente Gerald Desmond es sustancial", afirmó William Corn, representante del proyecto de SFI JV. "Tener un puente con mayor capacidad y una pendiente menos abrupta mejorará en gran medida el flujo del tráfico". Los cuatro carriles se ampliarán a seis. La pendiente máxima se reducirá un 5 %. Se espera que en 2025 el nuevo puente haya permitido una reducción de 5115 horas de desplazamiento de vehículos y una mejora significativa de la calidad del aire. La nueva estructura proporcionará mayor seguridad mediante la incorporación de un carril adicional y de arcenes interiores/exteriores estándares en ambos sentidos.
Las bicisendas, las sendas peatonales y los miradores a 215 pies sobre el agua son otras de las características del nuevo puente que mejorarán la calidad de vida de quienes residen en la zona. Con una vida útil estimada en 100 años, la duración prevista para la nueva estructura —considerablemente superior a la duración típica— agrega valor para los contribuyentes.

Un puente hacia el futuro: beneficios económicos

Según William Corn, el método de diseño y construcción aplicado en el proyecto produjo ahorros significativos en términos de tiempo y dinero. "Modificamos la longitud de la arcada para optimizar nuestro método de construcción y mejoramos la configuración de las rampas para reducir la estructura del tablero del puente", señaló Corn. "El ahorro producido repercutió tanto en el puerto como en los contribuyentes".
Corn afirma que el proyecto, que incluye torres de 515 pies, accesos de 200 pies de alto y cimientos de hasta 150 o 200 pies de profundidad, plantea algunos desafíos singulares. "Todo el trabajo en altura debe realizarse con las más estrictas medidas de seguridad", señaló Corn. "El trabajo en los cimientos presenta grandes dificultades técnicas". Se usarán grúas torre, elevadores temporales y una plataforma autoelevable para completar la construcción del puente. Las estrictas normas vigentes en materia de emisiones en el puerto exigen a los contratistas el uso de equipos nuevos, en su mayoría.
"Este es, sin duda, un puente hacia el futuro. Constituye un vínculo fundamental para el comercio", afirmó Bob Foster, alcalde de Long Beach, durante el inicio de la obra del nuevo puente.
Una vez finalizada la obra, el imponente puente atirantado Gerald Desmond será un emblema para todo el sur de California y mejorará la calidad de vida no solo de quienes residen en la zona o circulan por allí todos los días, sino también la de los consumidores de todo el país.
Por su valiosa contribución para mejorar la calidad de vida, Shimmick Construction Company Inc. fue reconocida en CONEXPO-CON/AGG, la feria comercial de equipamiento para la construcción más importante de Norteamérica. La Asociación de Fabricantes de Equipos (AEM), propietaria de CONEXPO, llevará sus exposiciones de primera calidad, organizadas por fabricantes, a la región de América Latina, donde creará otro evento con valor real a partir de la experiencia, la información sobre la industria y las alianzas globales de CONEXPO-CON/AGG. La exposición inaugural de CONEXPO Latin América tendrá lugar entre el 21 y el 24 de octubre de 2015, en simultaneidad con Edifica y EXPO HORMIGÓN, en Santiago de Chile (Espacio Riesco, Av. El Salto 5.000 Huechuraba).