Retos para el alquiler

GAM

Pedro Luis Fernández, CEO de la empresa de alquiler GAM, ofreció una conferencia en el Summit de IPAF en Miami celebrado en marzo.

 Ponencia, titulada "Retos para el alquiler".

Con su larga experiencia en el sector, el Sr. Fernández considera esta industria un lugar maravilloso donde trabajar, donde existen todavía muchos retos y muchas oportunidades. Actualmente se abren para las empresas nuevos retos.

Comenzó su intervención haciendo referencia a un hongo de Asturias, de dónde es él, el cual come las raíces de los árboles sin dar otra señal que simplemente estando al lado del árbol, pero por dentro comiéndose sus raíces. Este símil sirvió para explicar de alguna manera lo que había ocurrido en España con una empresa como GAM.

Cuando crees que todo va bien en la empresa, hay que analizar bien las raíces para ver si esa empresa puede mantenerse en pie.

GAM es una compañía de 1100 empleados, con 90 bases y presencia en 10 países.
GAM nació en 2003 de la fusión de varias empresas y desde 2008 cotiza en Bolsa. En 2008 la facturación de GAM era un 90% español y en un 80% dependían de la construcción. Se trataba de un árbol verde que crecía con raíces fuertes. Creció un 50% y se iban mejorando los márgenes.
Había una capacidad de financiación masiva. Las acciones se multiplicaron por tres.

Pero en España vivimos la peor crisis de la historia. El problema fue que se dependía mucho de España y de la construcción, y la situación no era sostenible.
"Teníamos los suficientes datos para haber visto todo, pero morimos de éxito" dijo valientemente el Sr. Fernández delante de una audiencia internacional.

Habiendo vivido lo que han vivido, ahora se encuentran con grandes y buenas oportunidades para la industria. Pero sin infravalorar los desarrollos tecnológicos y cómo se hacen las operaciones.

En España nos esperan 6/7 años buenos, que si se alarga habrá beneficios netos importantes.
A la hora de adquirir maquinaria es importante añadir valor a los clientes. "Tenemos la idea de que lo que hagamos tenderá a seguir", prosiguió, "pero no nos damos cuenta de que estamos en un momento exponencial, que los cambios son y serán cada vez más grandes. Es imprescindible incorporar las nuevas tecnologías a la empresa, ya sea geolocalización, más dispositivos para seguridad de las máquinas o arreglar las máquinas en remoto. En otros sectores estamos viviendo la conducción automática, llegará a la maquinaria tarde o temprano. Y si nos paramos a pensar, en este momento se compra mucha máquina con combustible, dentro de nada serán los motores térmicos los que inunden nuestros parques".

Apeló al hecho de que con los márgenes que se trabaja será difícil asumir tanta novedad y tanta tecnología en el precio de las máquinas, por lo que es necesario un cambio.
"La clave pasa por dar valor al cliente y a tu propia empresa. No es el precio lo que tiene que discutir el cliente si recibe un servicio excelente", explicó.
Reveló un dato muy significativo mediante el cual las empresas alquiladoras, sólo un 16%, está trabajando fuera de su país de origen, eso refleja el inmovilismo al que está sometido el sector.

Desde su punto de vista, el modo de actúar con los clientes debe cambiar, con procesos más digitalizados. "Tenemos retos por delante que lo ganaremos porque tenemos grandes capacidades. Los retos los convertiremos en oportunidades", concluyó el Sr. Fernández.

 

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle la mejor experiencia de usuario posible. Si continúa navegando acepta el uso de cookies así como nuestra política de privacidad.